La Ruta de la PLata

La Vía de la Plata fue una de las calzadas principales que vertebraron la comunicación en Hispania durante el imperio romano; recorría el lado occidental de la península de norte a sur, desde Asturica Augusta (Astorga, León) hasta Emérita Augusta (Mérida, Badajoz).

En época romana, especialmente durante los reinados de los emperadores Trajano y Adriano, se crea esta gran ruta de comunicación que unía la cornisa Cantábrica con las tierras del sur de Hispania. Por ella circularon mercancías, tropas, comerciantes y viajeros, en un continuo tránsito que favoreció la difusión de la cultura romana, su lengua y modos de vida, a la vez que facilitó el control del territorio que necesitaba la administración del Imperio Romano.

Esta ruta se siguió usando a lo largo de los siglos, tanto por árabes como por cristianos durante la Edad Media, para continuar después desempeñando un importante papel en la red de comunicaciones de la Península Ibérica. La riqueza del pasado histórico de la Ruta de la Plata, cuyo nombre deriva del árabe balat, “camino empedrado”, se pone de manifiesto en los innumerables vestigios que jalonan su recorrido, que ofrece uno de los conjuntos más interesantes de nuestro Patrimonio histórico.

Arco de Cáparra
La Vía de la Plata a su paso por Extremadura

Este espacio quiere explicar las mejores opciones turísticas que posee la Ruta Vía de la Plata en Extremadura para aquellos visitantes que deseen recorrerla al completo, o bien realizar solamente uno o varios tramos del total del recorrido, que dividimos e iniciamos en Baños de Montemayor para finalizar en Monesterio, o al contrario.

Se procura realizar el recorrido turístico guardando la máxima fidelidad con el trazado que en su tiempo tuvo este itinerario de origen romano y que, con los siglos se convirtió en muchos tramos de la actual carretera A-66. De esta forma, el visitante inicia el recorrido por Extremadura y por la Ruta de la Vía de la Plata de norte a sur, comenzando por el Valle del Ambroz, frontera con Castilla y León, pasando por Plasencia y las tierras cercanas a esta importante ciudad del norte de Extremadura, hasta llegar a los dominios del río Tajo, la capital cacereña y las poblaciones que se encuentran en el camino hacia la que fuera capital de la provincia romana de la Lusitania, Mérida. Desde la antigua Emerita Augusta junto al río Guadiana, bajamos hacia el sur de la región, cruzando las fértiles llanuras de Tierra de Barros, para finalizar nuestro itinerario en la comarca meridional deTentudía-Sierra Sur, ya lindante con Andalucía.

Este trazado se complementa con itinerarios alternativos al eje central de la ruta principal, alcanzando en nuestras recomendaciones otras comarcas lindantes, o bien algunos lugares más alejados, pero de gran valor turístico. La Vía de la Plata ofrece a todo aquél que la recorre un amplio abanico de paisajes ecológicos, en excelente estado de conservación, así como un rico y diverso patrimonio monumental, etnográfico y arqueológico que la convierten en un singular e inmenso museo abierto en el que se ubican, sólo en el tramo extremeño, dos ciudades patrimonio: Cáceres y Mérida,  junto con varios núcleos urbanos calificados conjuntos Histórico-Artísticos: Alburquerque, Coria, Fregenal de la Sierra, Guadalupe, Plasencia, Hervás, Zafra…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Club Internacional de los amigos y propietarios de Kawasaki Vulcan.

A %d blogueros les gusta esto: